La presión ejercida obliga al Ayuntamiento a rectificar sobre el pregón del Orgullo

El Ayuntamiento de Madrid ha comunicado a las entidades organizadoras del Orgullo que este año volverá a realizarse la lectura del pregón en la Plaza de Chueca, tal y como estaba programada, por parte de Conchita Wurst y Ruth Lorenzo, en contra de lo filtrado ayer a los medios.

Esta excepcionalidad a la ordenanza municipal, una ordenanza que el Ayuntamiento lleva años prometiendo revisar, no satisface a las organizaciones, que llevan mucho tiempo trabajando para que el Ayuntamiento aporte seguridad jurídica al mayor evento anual de Madrid.

La celebración del Orgullo en Madrid es el evento anual abierto a la ciudadanía que más beneficios sociales, culturales y económicos reporta, y no cuenta con una normativa que la proteja. Hasta el último minuto, el Ayuntamiento da giros de 180 grados en sus decisiones, dificultando enormemente la organización de un evento tan complejo.

El resto de la programación estipulada para la Plaza de Chueca será acomodada en otros emplazamientos, aún por definir. Las organizaciones han decidido mantener, a título simbólico, el pregón en la Plaza a pesar de que no podrá ir acompañado de música ninguna.

COGAM y FELGTB, organizaciones convocantes de la manifestación del 5 de julio, invitan igualmente a la ciudadanía a hacer oír su voz ante el Ayuntamiento para reclamar una implicación decidida y coherente que ayude a dar a Madrid el Orgullo que esta ciudad merece.

“La incapacidad de este Ayuntamiento para dar respuesta a su ciudadanía es vergonzosa, pero al menos hemos conseguido preservar un emplazamiento histórico para dar el pistoletazo de salida al Orgullo. Chueca será una vez más altavoz de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales” ha afirmado Esperanza montero, presidenta de COGAM.

“El Orgullo merece ser regulado y protegido de forma efectiva, no boicoteado, obstaculizado y complicado cada año por una alcaldesa homófoba y por un Consistorio que lleva años sin ser capaz de diseñar una reglamentación que permita vivir en paz al Orgullo”, ha recordado Boti G. Rodrigo, presidenta de FELGTB.