BIGAME – THE WITCHER III: WILD HUNT

ciri1jpg-886c20_765w

Un BIGAME es un videojuego en el que uno o varios personajes que se definen o se expresan como bisexuales. Y te preguntarás, ¿qué importancia tiene esto para que el juego sea bueno, nefasto o recomendable?

Este año el lema del Orgullo es ‘Leyes por la Igualdad Real Ya. 2016 Año de la Visibilidad Bisexual en la Diversidad‘ y en este contexto estamos realizando actividades que permitan visibilizar y reforzar la orientación sexual más invisibilizada. BIGAME son el resultado de una acción colaborativa que hemos propuesto desde el Grupo de Bisexuales de FELGTB para recopilar referentes culturales bisexuales a través de los que trabajar la normalización de este colectivo.

…Gaymer.es  recomienda…

 

THE WITCHER III: WILD HUNT (Ciri) by Alfonso Maté 

Cirilla de Cintra, Ciri, es, con permiso de Geralt, uno de los personajes que más pasiones levanta en The Witcher III. Su carácter intrépido y osado, su implacable espíritu de supervivencia y sus más que notables capacidades para la batalla hacen de Ciri un personaje imbatible que en más de una ocasión ensombrece la figura del propio protagonista de la saga. Pese a ser hija del emperador de Nilfgaard y nieta de la reina Calanthe, Ciri no permite que su sangre azul sea un lastre en su modo de vida. A muy temprana edad es raptada por un caballero, lo que propicia que sea rescatada por Geralt y trasladada para un entrenamiento exhaustivo en Kaer Morhen, fortaleza de los brujos. El propio Geralt se encarga de su formación y la adopta casi como hija propia. A lo largo del juego, será nuestra misión seguirle la pista en su huída de la Cacería Salvaje por lo largo y ancho del territorio, dando cuenta de cuan escurridiza puede llegar a ser.

La bisexualidad de Ciri es tratada de forma abierta en las novelas en que se basa la saga de videojuegos. Si bien Ciri manifiesta en repetidas ocasiones deseo sexual hacia hombres, como Hotsporn, Eredin o Galahad en las novelas y Skjall de Skellige en el videojuego, e incluso habiendo estado prometida a la edad de doce años con un joven de su población natal, Hjalmar, el compromiso más duradero que conocemos de Ciri es una relación con una mujer. Más concretamente, Ciri se enamora de Mistle, del grupo de bandidos conocido como Las Ratas, quienes la mantienen cautiva durante algún tiempo. Lo que empieza como una relación desigual, con tintes de síndrome de Estocolmo, acaba convirtiéndose en el detonante del único momento de la historia en que oímos a Ciri pronunciar las palabras “te quiero”.

Por desgracia, esta parte de la biografía de Ciri no aparece representada en el videojuego de Red Projekt CD, donde la única opción romántica para ella es Skjall, antes citado. Sin embargo, el personaje de Ciri es abiertamente bisexual, de verbo y obra, y de una construcción exquisita.