EL ORGULLO DE SANTIAGO REDONDO

17217514066_233e1db48f_b

“Todavía recuerdo mi primer Orgullo. Fue hace ya 20 años y a día de hoy puedo decir que fue un punto muy importante en mi vida. Yo acababa de salir del armario, quería conocer otras personas como yo y, desde luego, quería ir a la manifestación del Orgullo, algo que siempre había deseado al verlo en televisión y a lo que nunca me había atrevido.

Mi primer Orgullo lo hice como voluntario de salud en COGAM. Me manifesté feliz, seguro de mismo, rodeado de compañeros que luego fueron amigos, haciendo una actividad divertida y a la vez solidaria: la “patrulla condonera”. Nunca pensé que aquello podría ser el germen de una vida de activismo LGTB, de defensa de la salud y de los derechos humanos. Nunca imaginé que muchos años después sería yo quien estaría subido al escenario del Orgullo, visible y empoderado, hablando de salud y de igualdad de derechos. Que seria yo quien recibiría, como maestro de ceremonias, a los miles de manifestantes de esta gran marea multicolor. Que seria yo quien, tantos años después, gritaría desde allí a todo Madrid y a toda España que los derechos de las personas LGTB son derechos humanos, que la diversidad nos enriquece y que le Igualdad ha de ser un bien de toda la ciudadanía.

No olvidaré mi primer orgullo, como seguro que te sucede o sucederá a ti, porque está es una experiencia vital muy importante para quienes hemos vivido en el armario. Es abrir las puertas y dejar entrar el sol y la brisa para, como fue mi caso, inundarte de ellas.”